martes, 4 de noviembre de 2014

“El futuro se juega en el trabajo de las organizaciones sociales”



Con esta frase, Julián Dominguez, Presidente de la Cámara de Diputados de La Nación, resumió la voluntad política de avanzar en el trabajo articulado con las organizaciones en el marco del Encuentro por la Agenda Legislativa Nacional de las Organizaciones Sociales.
Durante el día de ayer, más de 400 organizaciones, grupos comunitarios, redes y ONGs, entre ellas Creas, estuvieron presentes en el Encuentro organizado por el Instituto de Capacitación Parlamentaria, con el propósito de presentar proyectos de ley en el Congreso de la Nación.
Articuladas en Interredes, las organizaciones de Infancia hicieron un recorrido por su historia, su panorama actual y las propuestas elaboradas que buscan transformarse en Ley. Su función social, así como también su carácter de ejecutoras de políticas públicas hicieron prioritario el debate sobre la situación en la que desarrollan su tarea de proteger y garantizar los Derechos de la Infancia en Argentina.
Entre las principales propuestas, se encuentran la necesidad imperiosa de contar con un cuerpo de trabajadores estables y registrados a quienes se les reconozca la singularidad de su tarea: cuidar de la niñez en desarrollo. La especificidad de estas organizaciones, a las que hemos acompañado en diferentes instancias desde Creas, nos permite afirmar que el trabajo que despliegan en territorio es realmente único en calidad y alcance. Lo cual evidencia desde hace tiempo, la necesariedad de reconocer su labor y lograr que el Estado cuide a los que cuidan.
En este marco, las propuestas de ley se articularon en 3 campos:
-     Los Servicios Públicos: donde se propone un régimen tarifario específico que contemple que se trata de organizaciones y no de empresas y/o comercios de manera que puedan acceder a servicios básicos sin sobrepasar la categoría residencial.
-     El Campo Laboral y de Utilidad Social: lograr que dichas organizaciones sociales que articulan políticas públicas con el Estado puedan dar a sus trabajadores un régimen laboral específico, pues no se trata de entidades que persigan una ganancia por su actividad. Y, al mismo tiempo, garantizar que sus bienes no sean embargados y sean considerados como patrimonio comunitario ya que fueron el resultado del trabajo colectivo y fraterno de la propia comunidad.
-     En el Campo Impositivo: se propone la exención del impuesto al cheque y la excepción del pago de impuesto a las ganancias.

Celebramos que estos debates, tan buscados y tan trabajados, se estén visibilizando. Apoyamos la profundización de este camino y alentamos a que el diálogo con el Estado permita el reconocmiento y el crecimiento de miles de educadores/as comunitarios/as para el desarrollo pleno de nuestra Infancia.  


martes, 23 de septiembre de 2014

Educadoras populares en los Jardines Comunitarios. Una realidad desconocida

Queremos compartir con ustedes una nota que da la voz a las protagonistas de la polémica de la semana pasada acerca de un proyecto de ley educativa para la primera infancia en la provincia de Buenos Aires. La tendenciosa ignorancia de los medios de comunicación acerca de una realidad que lleva más de 25 años nos interpela. Creas ha apoyado y acompañado a estas Redes de Atención a la Infancia que brindan una propuesta educativa y recreativa integral para niños, niñas y adolescentes en lugares donde el estado fracasa en alcance y calidad. Son un ejemplo de lucha por garantizar los derechos de nuestra infancia organizándose, formándose y explorando alternativas pedagógicas.


Ver nota en www.pagina12.com.ar
Sociedad  |  Jueves, 18 de septiembre de 2014
Los jardines comunitarios bonaerenses defienden la norma que los reconoce

“Cubrimos una falta grande”

La versión de que por una flamante ley se nombrarán docentes sin título en las escuelas generó una nueva polémica. La diputada que la impulsó explicó que esa interpretación es falsa. El gobierno de Scioli anunció que vetará la norma. Las organizaciones la defienden.

/fotos/20140918/notas/na15fo01.jpg
La ley incorpora a estos centros comunitarios para darles capacitación y supervisión continua.
Desde hace décadas son “educadores comunitarios”: cientos de trabajadores que se formaron en el seno de las organizaciones barriales en los años ’80 y ’90, cuando el Estado dejó de ser garante de la educación pública y tuvieron que salir a cumplir esa función en los barrios del conurbano bonaerense. Ahora, la Ley de Incorporación de la Modalidad de Escuela Comunitaria, aprobada la semana pasada en la provincia de Buenos Aires, viene a llenar el vacío legal en el que funcionaban esos trabajadores. Pero ayer se convirtieron en “maestros truchos” o “militantes”. Es que otra vez una polémica sobre un tema educativo se instaló en los medios a partir de una información descontextualizada: se aseguró que por la norma “nombrarán maestros sin título en jardines maternales y jardines”. Y desde el propio gobierno provincial adelantaron que habrá un veto total o parcial a la ley.
Los educadores comunitarios dependen de las 1600 Unidades de Desarrollo Infantil del Ministerio de Desarrollo Social y en algunos casos de la Dirección Provincial de Gestión Privada. “Fuimos los hombres y mujeres de esta provincia que nos hicimos cargo de nuestra propia educación para ayudar a los chicos a llegar a la primaria con más herramientas, porque no había jardines de infantes en nuestros barrios. Hoy seguimos cubriendo la ausencia de jardines maternales”, dijo Beba Raymundo, coordinadora de la Red (de Jardines Maternales Comunitarios) de La Matanza.
La ley que la diputada bonaerense Alicia Sánchez (FpV) impulsó en la Legislatura incorpora a estos centros comunitarios al sistema de enseñanza, con el fin de darles capacitación y supervisión continua. La polémica se originó porque se sostuvo que se nombrarán maestros sin título.
“Falso. No sólo es mentira, sino que el mensaje es cruel para nosotros, que estamos orgullosos de nuestros centros comunitarios, porque son lugares nacidos de la necesidad y construidos con dignidad”, señaló Raymundo, que fundó en el ’86 el Jardín Maternal El Colmenar, dentro del colegio Lasalle, en González Catán, para que los padres pudieran dejar a los chicos de 0 a 5 años bien cuidados.
Ayer, el subsecretario de Educación bonaerense, Néstor Ribet, dijo que el gobierno bonaerense vetará la ley, ya que entiende que “para estar al frente de alumnos hay que tener formación pedagógica”. Ribet dijo que “hoy en la provincia hay alrededor de 200 jardines de infantes ‘comunitarios’, algunos con sala maternal y otros de nivel inicial, con 1200 docentes que forman parte del sistema de gestión estatal porque se adecuaron a la normativa”.
La Ley de Educación nacional de 2005, impulsada por el ex ministro del kirchnerismo Daniel Filmus, estableció que “el Sistema Educativo lo integran los servicios de gestión estatal y privada y de gestión cooperativa y social”. Pueden prestarlos la Iglesia y las sociedades, cooperativas, organizaciones sociales, sindicatos, asociaciones, fundaciones, empresas y las personas físicas, todos en el mismo derecho, rango y nivel, hasta para emitir títulos con validez nacional.
La diputada Sánchez aseguró que la norma “es algo bueno y superador, porque queremos más educación. Es una falacia decir que a los militantes sociales se les va a otorgar un título de maestro”, recalcó. “En ningún momento dice (la ley) que hay que darles un título docente. No es que hay que abrir jardines de infantes y que no haya docentes”, afirmó la legisladora, quien explicó que la norma es “para instituciones educativas comunitarias que existen en el territorio bonaerense desde hace treinta años”. Al respecto, detalló que en estos lugares “se alberga a 70 mil niños bonaerenses en 1800 instituciones educativas”. “Más del 50 por ciento de las educadoras que trabajan en estas instituciones tienen título de docente, pero trabajan en forma no registrada”, expresó.
Beba Raymundo contó que “nuestros catorce centros comunitarios tienen hoy convenio con la Dirección Provincial de Educación de Gestión Privada y los educadores comunitarios reciben su sueldo en el marco de ese acuerdo”. La ley que los incorpora al sistema les traería más soluciones, como la que obtuvieron al recibir el CUE, un código que los centros comunitarios tienen para poder acreditar la asignaciones familiares, lo que los reconoce como establecimientos educativos.
Para Ana Gravina, coordinadora de la Red El Encuentro, que integran otros 16 centros comunitarios de José C. Paz, San Miguel, Malvinas Argentinas y General Sarmiento, “no buscamos convertirnos en una escuela. No fuimos nunca a pedir nada a nadie ni pretendemos ser lo que no somos. Sólo nacimos de la necesidad y cubrimos una falta grande. Para eso tuvimos que trabajar y mucho y hoy tenemos nuestros maestros, que estudiaron para ser maestros y que incluso fueron alumnos nuestros”, explicó Gravina.
La coordinadora de El Encuentro contó que la necesidad los obligó a formarse, por la presión de los mismos padres que pedían que el centro comunitario del barrio les diera un espacio para que los chicos pudieran educarse, ya que el jardín más cercano estaba a 30 cuadras. Hoy atienden, a contraturno, a chicos de 6 a 14 y de 14 a 18 años, además de los Jardines Maternales y de Infantes, que son las únicas alternativas gratuitas en la zona.
“El año pasado nos llamaron maestros truchos. Y nos vimos enfrentados a los maestros jardineros de San Miguel porque alguien les dijo que nosotros íbamos a quitarles el trabajo. Ridículo y perverso. Ahora dicen que queremos ser docentes sin título. ¿Desde cuándo?”, se preguntó. Gravina dijo que “los centros comunitarios tienen una función social muy importante y no buscan reemplazar a la escuela. “Sólo buscamos complementarla y para eso existimos”, concluyó.
© 2000-2014 www.pagina12.com.ar  |  República Argentina  |  Todos los Derechos Reservados

jueves, 14 de agosto de 2014

Derecho al Buen Trato





El 8 y 9 de agosto pasados Creas participó en Villa María, Córdoba de un Encuentro de Capacitación sobre el Derecho al Buentrato organizado por Comunidad y Cambio y la Mesa de Buentrato Villa María. Creas participa hace ya 5 años de esta Campaña de sensibilización pública protagonizada por niños y adolescentes de distintas iglesias y organizaciones sociales que abordan la problemática de la violencia desde una perspectiva positiva y esperanzadora.


El Encuentro estuvo coordinado por el Lic. en Comunicación Marcos  Berger y el Lic. Ps. Alberto  Vázquez  ambos representantas de Claves,  organización uruguaya que lleva  ya 12 años promoviendo la Campaña de Buentrato a través de distintos dispositivos pedagógicos accesibles para distintas edades. En esta ocasión, la propuesta sirvió de apoyo a educadores y educadoras que trabajan en la promoción y formación en derechos humanos de los más jóvenes.
Estos talleres buscan promover en los niños, niñas y adolescentes capacidades de defensa de sus derechos y de protección frente al maltrato. Algunos de los temas desarrollados fueron:
  • Somos Valiosos (todos y todas somos sujetos de derecho);
  • Capacidades (todos somos buenos para algo/capacidades diferentes)
  • Cuerpo, no hay nadie como yo (valorar todo el cuerpo como vehículo para la vida)
  • Empatía, siento ayudo y protejo (desarrollar la empatía, la capacidad de sentir las necesidades de los demás, de conmoverse y desear ayudar).
  • Derecho al Buentrato que integra perspectivas transversales tales como los derechos del niño y la niña, la perspectiva de género, las resilencias y el desarrollo de capacidades.
Treinta educadores con experiencia en talleres de Buentrato profundizaron y aprendieron nuevas herramientas. Con el apoyo de Creas, seis educadoras populares viajaron desde Buenos Aires representando a la Mesa Nacional de Buentrato. Se valoró el encuentro por la diversidad de experiencias de campaña que se podían recoger en los relatos de los participantes, la calidad de los profesionales que coordinaron, la escucha atenta a nuevas formas de abordar la temática de acuerdo al contexto en que vivimos y la disposición para asistir a los que acompañan directamente el desarrollo de una infancia con derechos.
Esta experiencia alcanza ya a más de 12 países de América Latina y se sigue renovando y actualizando constantemente. “La promoción del Buentrato a la infancia no es solo un desafío y una obligación ética, sino que es también una ventana de oportunidad para la construcción de una ciudadanía que contribuya al desarrollo humano sustentable” (Derecho al Buentrato – Manual de talleres para niñas, niños y adolescentes. Programa Claves).

martes, 5 de agosto de 2014

“Los niños de padres encarcelados son invisibles para la sociedad”



Así expresó algunas de las conclusiones la profesora Ann Adalist-Estrin, Directora del Centro Nacional de recursos para niños y familiares de personas encarceladas de la Universidad Rutgers de Filadelfia, Estados Unidos. Convocada por CWS (Church World Service) y en asociación con Creas, presentó el pasado viernes 1ro de Agosto los resultados del estudio que lleva adelante: “Invisibles: ¿hasta cuándo? Una primera aproximación a la vida y derechos de niñas, niños y adolescentes con referentes adultos encarcelados en América Latina y el Caribe”

El espacio fue rico en intercambio y muy pertinente pues permitió comparar lo que ocurre tanto en Argentina como en Estados Unidos en torno a la problemática de los niños/as que tienen familiares en el sistema penitenciario. Más allá de las particularidades de cada país, lo que inquietó a los participantes fueron las mismas cuestiones: ¿hay que decirles a los chicos la verdad acerca de sus padres? ¿Cómo se puede trabajar e investigar sin estigmatizar? ¿Cómo dar visibilidad a esta cuestión? ¿Cómo acompañar y capacitar a quienes trabajan con niños en esta situación?

Fue muy impactante ver que a pesar de ser un país desarrollado, en Estados Unidos tan sólo desde hace 2 años se consulta a las personas encarceladas acerca de sus hijos. Ann, estima que en USA hay 2,7 millones de chicos/as que tienen a alguno de sus padres en la cárcel, es decir 1 de cada 28.

En Argentina, la situación quizá tiene otras cifras pero las problemáticas son las mismas. Actualmente CWS y Creas apoyan el trabajo de ACIFAD, la Asociación Civil de Familiares de Detenidos en Cárceles Federales, que trabajan generando espacios de encuentro dentro de las cárceles entre los niños y sus padres poniendo el acento en lo afectivo y lo recreativo para que la situación de encarcelamiento no impida el vínculo. Además, el trabajo de ACIFAD se orienta a desarrollar estrategias de visibilidad que permitan evidenciar los derechos de estos niños y la discusión sobre los temas asociados.

En este encuentro también estuvieron educadoras del Jardín Comunitario Las Suricatas en Tortuguitas que trabajan con muchos niños que tienen algún familiar detenido lo que hace difícil y complejo el abordaje desde lo recreativo. También, investigadores de la Universidad de Tres de Febrero y funcionarios de la Municipalidad de Morón aportaron sus experiencias.  

La necesidad de elaborar estrategias de intervención a esta problemática fue lo más destacado. Ann, enumeró los factores que impactan en esos niños cuando sus padres son encarcelados: la edad, su personalidad, la relación que tenían con ese padre o madre, la dinámica familiar, los detalles del crimen cometido.  A la vez, fue muy revelador que estos factores de riesgo no son determinantes en este trauma y que los niños/as pueden salir adelante porque existen factores de protección. Entre ellos se destacan: otros padres y/o adultos en su núcleo primario; las habilidades y destrezas que les dan confianza y los hacen creer en ellos mismos (como al música, el deporte, el arte); el poder manejar, reconocer y expresar sus emociones; aquellos chicos/as que viven en hogares o están en contacto con grupos que tengan un proyecto de vida, que de significado, sentido a la existencia. Y, aquellos que son capaces de realizar sus propias elecciones, que son educados en libertad para elegir. Al respecto, compartió este link con más información y recursos sobre el tema: http://nrccfi.camden.rutgers.edu/resources/library/cpl-espanol/


Desde Creas, sabemos que gran parte de los grupos y organizaciones con las que trabajamos se enfrentan a estas situaciones y son, precisamente esos factores de protección concreta a esa niñez en riesgo. Por eso apostamos a su desarrollo y a la creatividad e innovación que despliegan para abordar la realidad de un tema que aún no está en agenda.


miércoles, 28 de mayo de 2014

A BRASIL LE HAN ROBADO LA COPA DEL MUNDO

Ni los mejores goles, jugadas, ni jugadores serán suficientes para que los brasileños y brasileñas recuperen los más de 200 millones de euros que podrían haber destinado a mejorar su calidad de vida.
Por culpa de las exenciones fiscales que la FIFA ha impuesto, los 37 millones de brasileños que viven en la pobreza  seguirán pasando hambre tras el Mundial.
Únete a nosotros y pídele a Joseph Blatter, presidente de la FIFA, que esto no vuelva a ocurrir.

Entradas populares