miércoles, 16 de marzo de 2011

Movilizados

Cuando suceden desastres naturales en el mundo, varias situaciones pasan al mismo tiempo. De algunas podemos sentir orgullo. Por eso elegimos compartir las buenas, porque tiene un efecto multiplicador en las emociones y las acciones de las personas que comparten este espacio.                            
Lo que no podemos ignorar es el impacto que tiene en la vida de las personas afectadas directa e indirectamente. Quienes no sufrimos en vivo tomamos conciencia de la importancia de estar conectados, formar parte de redes sociales y de organizaciones que trabajan para brindar ayuda en casos de catástrofes naturales. Ya no alcanza con cuidar el lugar donde habitamos porque hay situaciones que no podemos prever. Hay que estar preparados para ser solidarios.
Vimos con asombro cómo, en pocas horas ciudades y personas que habitaban un Japón próspero y desarrollado, desaparecían. Sin embargo, frente a esa realidad desoladora las penas seguían produciéndose por el impacto del terremoto y el tsunami en las plantas nucleares de Fukushima, que aún es incalculable. Frente a las imágenes que recibíamos desde la televisión y los medios electrónicos nos preguntábamos: qué podemos hacer desde aquí? 
En este mundo globalizado en el que vivimos, donde compartimos los deseos por un lugar mejor donde vivir, muchas organizaciones de la sociedad civil se han sumado voluntariamente para colaborar en esta tragedia.
ACT Alliance junto a la Plataforma Japón, integrada por 32 ONG´s y el Servicio Mundial de Iglesias (CWS por sus siglas en inglés) están coordinando la ayuda para rescatar y asistir a las víctimas, la recepción de donaciones y la articulación con el trabajo en red junto a otras organizaciones que destinarán recursos financieros y humanos para aliviar la situación actual.
También es importante decir, recordar, remarcar el debate que debemos darnos sobre nuestro rol social y la capacidad de aportar a los debates sobre el medio ambiente y los efectos que producen los avances para mejorar la calidad de vida de las personas. Algunos ejemplos son la construcción de represas hidroeléctricas, la energía nuclear, las aguas contaminadas por las industrias que se hacen más visibles en situaciones extremas como la que estamos viendo en Japón.
La posibilidad de mirar el mundo en su totalidad hace que podamos dimensionar los impactos aún en aquellos lugares que resultan lejanos, por eso la esperanza la depositamos en nosotros/as, nuestros hijas e hijos y en seguir pensando vías alternativas para vivir mejor.
Cuáles serán, compartirías alguna para crecer juntos/as?

Para colaborar contactarse con:
Takeshi Komino
Jefe de Emergencias
CWS Asia Pacifico
takeshi@cwspa.org.pk
+66 849 109 563 (mobile)

Para aportes financieros a la cuenta del banco de la CWS de Asia Pacifico
Nombre de cuenta: Church World Service
Nº de cuentar: 001-0-079704-0
Currency: USD
Banco: Standard Chartered Bank
Oficina: Bangkok Main Office
Código: SCBLTHBX





Entradas populares