domingo, 22 de mayo de 2011

Trabajamos con personas, no con pobres

¿Puede una pequeña experiencia resolver grandes problemas? Pues sí. A simple vista la afirmación es temeraria pero si se la coloca en boca de quien la pronunció, es elocuente. En este caso, fue uno de los dirigentes del Movimiento de Trabajadores Sin Tierra de Brasil quien valoró en tantos años de trabajo el aporte y acompañamiento de los Fondos Ecuménicos de Pequeños Proyectos a las luchas sociales del hermano país.
Este testimonio se dio en el marco del Encuentro de Fondos de Pequeños Proyectos (FPP) de América del Sur que ocurrió los días 11, 12 y 13 de mayo pasados en Salvador de Bahía, Brasil. Allí participamos como Creas junto a otros FPP provenientes de Bolivia, Perú, Ecuador, Colombia, Paraguay, Argentina y Brasil.
Muchos desafíos, muchas propuestas son las que articulan el escenario regional con el trabajo local de los Fondos. Si, como dicen, el mundo se organiza en bloques, es nuestra región latinoamericana la que intenta en la riqueza histórica de sus sociedades movilizadas y organizadas, encontrar nuevos modos y experiencias para apoyar lo distinto, lo que construye otras formas de convivencia social.
Parte del debate giró en torno a definir y perfilar estratégicamente el trabajo de estas organizaciones y sus pequeños proyectos como una herramienta, un servicio eficaz de apoyo financiero y técnico mancomunado con las organizaciones de base en toda Latinoamérica.
“Llegamos a donde otros no llegan” dijeron las coordinadoras de Unitas en Bolivia y de Aportes de Perú. “Apoyamos a organizaciones que nadie apoya. Servimos como laboratorio de experiencias nuevas que funcionan” dijeron desde el Fondo Ágil de Ecuador.
A su vez, el carácter ecuménico de nuestros Fondos tampoco es menor, pues allí hay un mandato que nos diferencia de otros fondos que combaten la pobreza. Al decir de Henning Reetz, de Pan para el Mundo: “Nosotros no trabajamos con pobres, trabajamos con personas”.
Por esas y otras razones, como Creas estamos convencidos de que esta articulación de los FPP tiene que consolidarse para tener un mayor impacto continental, para lograr visibilidad. Creemos que definir nuestra identidad como Fondos Ecuménicos, sistematizar las experiencias y comunicar de manera contundente lo que hacemos es central para colaborar en esa transformación que tanto anhelamos.




Entradas populares