martes, 23 de octubre de 2012

Índice de agresiones físicas

Para este estudio se tomó la muestra abarca 20 aglomerados urbanos de 50.000 habitantes y más: Área Metropolitana del Gran Buenos Aires (Ciudad de Buenos Aires y 24 partidos del Conurbano Bonaerense), Gran Córdoba, Gran Rosario, Gran Mendoza y San Rafael, Gran Salta, Gran Tucumán y Tafí Viejo, Mar del Plata, Gran Paraná, Gran San Juan, Gran Resistencia, Neuquén-Plottier, Zárate, Goya, La Rioja, Comodoro Rivadavia, Ushuaia y Río Grande.

Las agresiones físicas (golpes, cachetazos, entre otras), son padecidas en 2011 por el 31,7% de la niñez y adolescencia urbana. Entre 2007 y 2011 ha aumentado en 7,1 puntos porcentuales, la proporción de niños/as y adolescentes que son disciplinados con agresiones físicas.




El índice de agresiones físicas que experimentan los chicos aumenta a medida que se incrementa la edad de los mismos. En efecto, dicho incremento fue de 4,8 puntos porcentuales en los niños/ as más pequeños (0-4 años), de 6,1 puntos en los niños/as en edad escolar (5 -12 años) y de 9,4 puntos en los adolescentes (13-17 años).

En 2011, y a nivel de los promedios urbanos, 36,4% de los niños/as pequeños fueron víctimas de agresiones físicas, 33,9% en el grupo de 5 a 12 años y 30,6% en los adolescentes de 13 a 17 años.

Los chicos/as en el estrato muy bajo tienen en promedio 1,8 veces más chances de ser sufrir agresiones verbales que pares en el estrato medio alto.

Parece relevante señalar que la infancia tucumana se ve expuesta a mayor violencia física que el resto de las infancias observadas (39,3%, cuando el promedio del interior urbano es 30,7%).

No parecen menos importantes las agresiones verbales que toleran algunas infancias y adolescencias cuando en el marco de sus hogares se les dice que son tontos, torpes o inútiles. Los chicos/as que suelen experimentar este tipo de agresiones se estima en un 7% en 2011 y no ha cambiado el nivel de incidencia en el período observado.

Entradas populares